Si se encuentra haciéndole a su hijo la misma pregunta una y otra vez (y más), esto podría ser música para sus oídos: en realidad puede hacer que sus hijos escuchen desde la primera vez. Para empezar, demuestre que escuchar funciona apagando o pausando medios electrónicos; los niños no pueden enfocarse en usted cuando están frente a una pantalla. Aquí, la fundadora de EQtainment, Sofia Dickens, ofrece cinco formas más de ayudar a sus hijos a aprender a escuchar.

 

https://youtu.be/81j2FdML6Eg

 

1 Muéstrele a su niño como se ve escuchar.

De acuerdo, entonces su hijo no está escuchando, pero está mirando. Así que tenga cuidado la próxima vez que su hijo diga algo. Detenga lo que está haciendo, bájese a su nivel y mírelo a los ojos. Eso le muestra que se preocupa por lo que está diciendo y le demuestra el ejemplo de como luce escuchar bien.

 

2 Varíe el tono en su voz.

Sea juguetón cuando hable con sus hijos, especialmente cuando les esté pidiendo que hagan algo. Cambie su tono o mezcle un susurro para capturar su interés.

 

3 Lean juntos

Leerle historias a su hijo les permite practicar prestar atención. Aliéntelos a demostrar sus habilidades auditivas preguntándoles qué creen que ocurrirá después en la historia.

 

4 Haga una fiesta de baile.

Ponga algo de música. Cuando sea suave, baile de puntillas. Cuando sea ruidosa, marche alrededor. Incluso puede dejar que su hijo sea el coreógrafo, copiando sus movimientos mientras hacen su propio baile interpretativo a medida que cambia la música. Concentrarse en el sonido ayuda a los niños a aprender a enfocarse cuando las personas también hablan.

 

5 Agradézcales por ser buenos oyentes.

Brinde refuerzo positivo cuando escuche bien. Los dejarás sonriendo de oreja a oreja y listos para prestar atención la próxima vez también. ¡Escuche, escuche!