¿Quiere que sus hijos ayuden en la cocina, pero no está seguro de lo que es razonable para que ellos se hagan cargo? Haga clic en esta tabla, imprímala y saque el delantal del tamaño de un niño, ¡Es hora de cocinar!

Algunas cosas para tener en cuenta:

  • Son reglas generales, no normas estrictas
  • Usted sabe mejor lo que sus hijos pueden manejar; ajustar las tareas que les da para hacer acorde a eso.
  • Supervisar cuando sea necesario.
  • La seguridad requiere que haga algunas tareas, como picar verduras o usar la estufa, al lado de su hijo hasta que puedan hacerlo por sí mismo con confianza. En otros casos, como medir ingredientes, es posible que en realidad solo quiera comer lo que hace (sí, Virginia, hay una diferencia entre una cucharadita y una taza de sal).
  • Cocinar juntos cuando no esté apresurado.
  • La realidad es que, como con cualquier otra tarea domestica, cocinar con niños es más difícil y lleva más tiempo que hacerlo usted mismo al principio. Pero está jugando el juego largo aquí. ¡Minimice las crisis (las de ellos y las suyas!) Comenzando con una tanda de galletas o un desayuno de fin de semana. Guarde la cena de la noche entre semana para cuando tengan todo esto bajo control.

 

¿Quiere que sus hijos desarrollen más habilidades para la vida? Descubra para qué están preparados con nuestro útil Cuadro de Tareas Domesticas Imprimible.